Renovando el canné de conducir

Se acerca la hora de renovar el carnet de conducir y aprovecha uno, los pocos días de vacaciones que tiene para perder una mañana en colas, tramites, y demás chorradas necesarias para tener un permiso para poder conducir el coche. Otra excusa más para sacar dinero a nuestra costa. Como con las multas, no recaudan nada mío, pasamos al plan B: Las tasas.

Guardia-Civil

Me puedo dar por contento de haber invertido sólo una mañana en realizar todo. Pequeña cola en tráfico para recoger un impreso, busca una foto con cara de macarra para el carnet, hazte el reconocimiento médico y psicotécnico (sólo tuve que visitar 3 sitios y por fin el en éste último me lo hicieron, después de esperar las 15 personas que estaban delante mío), vuelve a tráfico, espera cola, paga las tasas a 30 segundos de cerrar las caja, y haz cola de nuevo, para que te den un papel que sirve como permiso temporal hasta que me manden por correo el nuevo y flamante carnet.

Una entretenida mañana, 35 Euros por decirte que a partir de ahora conducirás con gafas, y otros 22,40 Euros de tasas por el puñetero carnet. No está mal para el primer día de vacaciones…

Rafael Sáez

About Rafael Sáez

Gañan a tiempo completo, daltónico empedernido y Rubik fan en los ratos libres... todo un Crack, siempre con ganas de pasarlo bien.