Continuando con el 2017

La noche de reyes ha sido la peor de todas que recuerdo. La sensación del cólico aparte del dolor es la sensación de querer orinar cada 10 segundos (no exagero), orinas cierras la tapa y ya tienes otra vez la desagradable sensación… Así estuve hasta las 4 de la mañana que caí dormido del cansancio. Al día siguiente eché la(s) piedra(s). Os dejo una foto del “parto múltiple” que tuve. Y si por si alguien se lo pregunta en el momento de orinar las piedras (a mi por lo menos) no me ha dolido nunca.

piedras

La otra vez que tuve un cólico (importante) fue hace unos 7 años y le siguieron una eco, (derivada) en una clínica privada, donde me dijeron que tenía piedras en el riñón izquierdo y posiblemente también en el derecho (donde había tenido el cólico). Para confirmarlo me hicieron una radiografía en la que me confirmaron que no tenía piedras en ninguno de los riñones. (Ehhh?). Así que el médico que me atendió esta vez (fue uno diferente en cada visita al hospital) me dijo que si quería estar totalmente seguro, que me hiciese una prueba de contraste… porque en dicha prueba se ve un perfecto seguimiento de los riñones y todos sus conductos para ver si hay alguna anomalía o malformación, que si no… se hace la prueba quién yo me sé… Después de estar 2 días pasando hambre y con laxantes, llegó el momento de la prueba que os voy a intentar resumir:

Basicamente me hicieron una serie de radiografías del abdomen en ayunas. Te inyectan yodo en vena y te repiten las radiografías. Luego puedes ir a comer “lo que quieras” que después de 2 días con calditos y ayuno, me apreté un bocata de jamón serrano que lo flipas… También hay que tomarse un litro y medio de agua. Cuanto más aguantes sin orinar mejor porque se verá una imagen mas clara. Así estuve cerca de 2 horas y el médico me preguntaba si aguantaba bien, y así era. Me dijo que era suficiente y que cuando saliese la chica que entraba ahora, me tocaba ya. Fue cerrar la puerta (dicha chica) y sentir las peores ganas de orinar que he tenido en mi vida (creo). me desabroché los pantalones, y me puse a caminar como Chiquito de la Calzada por la sala de espera y pasillos… digno de ver.

Dicha prueba confirmó que no tenía ninguna piedra, ni malformación en los riñones. Bien!!

Rafael Sáez

About Rafael Sáez

Gañan a tiempo completo, daltónico empedernido y Rubik fan en los ratos libres... todo un Crack, siempre con ganas de pasarlo bien.